Un escenario de alta rentabilidad

MERCADO DE VALORES

Un escenario de alta rentabilidad

LOS FONDOS DE INVERSIÓN SE ESTÁN CONVIRTIENDO EN UN INSTRUMENTO MUY ATRACTIVO EN EL ESCENARIO BURSÁTIL
Los títulos valores estatales dominan el mercado bursátil y ofrecen los mejores beneficios. Siguen ganando terreno los fondos de inversión

Lo que reflejan las transacciones que se realizaron durante 2015 en la Bolsa de Valores de República Dominicana (BVRD) evidencia dos consideraciones centrales: aumentó la participación del Estado; y gran disponibilidad para el crecimiento de los bonos corporativos. Y hay un hecho relacionados con las mismas circunstancias: el importante crecimiento del mercado secundario.

Las negociaciones con títulos de renta fija de acuerdo con las informaciones de la BVRD en su portal electrónico (bvrd.com.do) totalizaron RD$130,684 millones en 2015, monto que representa RD$23,652 millones más que en 2014, es decir, un crecimiento anual de 22%. La renta fija sigue teniendo el dominio del mercado, puesto que representa el 92% de todas las negociaciones en la Bolsa, si se tiene en cuenta que las de renta variable sumaron RD$3,355 millones.

Del total negociado en renta fija, el 93% se canalizó a través del mercado secundario y el 7% en el primario. En el primero, las transacciones sumaron RD$121,471 millones, cifra superior en 34% a la registrada en 2014. En cambio, en el primario, que alcanzó RD$9,213 millones, hay un descenso del 45% respecto del volumen alcanzado el año precedente.

La revisión de las cifras de negociaciones de 2015, de acuerdo con la moneda de transacción, muestra que RD$117,561millones fue en pesos dominicanos, en tanto que los valores transados en dólares equivalieron a RD$13,123 millones. Es decir, el 90% de los volúmenes negociados correspondieron a títulos valores emitidos en moneda nacional.

Los instrumentos que captaron el mayor volumen de negociaciones fueron los certificados de inversión especial del Banco Central, que representaron el 33% del mercado, con RD$42,807 millones. Le siguieron los bonos de deuda del Ministerio de Hacienda correspondientes a la Ley 58-13, en los que se transaron RD$22,427 millones, es decir, el 17.2% del mercado. Entre los dos títulos valores citados, se acumularon más de RD$65,000 millones, casi el 50% de todo lo negociado en 2015.

Los bonos de deuda negociados el año pasado correspondieron a los de las leyes 366-09, 131-11, 175- 12, 58-13, 152-14 y 548-14. Los valores transados con los mismos equivalieron al 42% del total del año. Las notas de renta fija del Banco Central representaron RD$20,432 millones y las letras de la misma institución significaron RD$68.8 millones en el mercado del año pasado.

Por su parte, los bonos corporativos tuvieron operaciones por RD$11,330 millones, una cifra que significa solo el 8.7% del total. En el 2014 habían representado el 16.7%, con RD$17,857 millones, de acuerdo con las cifras registradas.

El mercado primario del año pasado tuvo tres tipos de instrumentos emitidos: los bonos corporativos, con RD$8,062 millones, papeles comerciales por RD$1,000 millones y bonos subordinados por RD$151 millones.

Los títulos del Banco Central movilizaron RD$63,308 millones, en tanto que los del Ministerio de Hacienda sumaron RD$54,895 millones. En el primer caso representan el 48% y en el segundo el 42% del total. El valor correspondiente al Banco Central acumula lo negociado en el mercado secundario en certificados de inversión especial, notas de renta fija y letras. Los valores del Ministerio de Hacienda son de bonos de deuda.

La importancia de los valores emitidos por el Estado se refleja en otro indicador: los valores de los dos grandes emisores, Banco Central y Ministerio de Hacienda, acapararon el 97% del mercado secundario.

Bonos en escena

Durante 2015 las transacciones de bonos corporativos correspondieron a las de seis emisores: las generadoras de electricidad EGE Haina y Consorcio Energético Punta Cana-Macao, los puestos de bolsa Parval y United Capital, la Asociación La Vega Real, Alaver, y la constructora Consorcio Remix.

Los bonos de EGE Haina tuvieron los mayores volúmenes transados, con RD$7,125 millones, de los cuales RD$4,481 millones se colocaron en el mercado primario. De hecho, estos bonos significaron el 5.5% del total de transacciones de valores de renta fija en el año. En bonos de CEPM se negociaron RD$1,136 millones; en los de Parval, RD$1,131 millones; en los de United, RD$1,117 millones, y en los de Alaver, RD$731 millones

En el mercado de 2015 se transaron también los papeles comerciales de Alpha Sociedad de Valores, por RD$1,000 millones, y los bonos subordinados de Banco Caribe, por RD$150.9 millones.

En el mercado primario, el puesto de bolsa que mayor volumen de operaciones de compra realizó fue Inversiones & Reservas (del grupo Banreservas), con RD$2,438 millones, algo más del 26% del total de emisiones colocadas.

El segundo mayor comprador fue United Capital, con RD$2,079 millones. La lista de los primeros cinco la completan BHD León (RD$1,367), Parval (RD$1,331) y Alpha Valores (RD$898).

En su balance de actividades del año, la Bolsa destaca como elementos dinamizadores del mercado las primeras emisiones de fondos cerrados de inversión inmobiliaria, de fondos mutuos y de un fideicomiso inmobiliario de oferta pública.

Otro elemento positivo fue la autorización de RDVAL Proveedor de Precios como entidad independiente. Considera así mismo de importancia para el mercado, el hecho de que se está posicionando el índice de deuda gubernamental Gobix.

Papeles deseados

En la actualidad hay un instrumento muy fuerte, que luce atractivo para los grandes inversionistas y al cual es difícil hacerle contrapeso con ofertas de mejores rendimientos: los títulos estatales.

Un inversionista que coloque capitales en los títulos valores emitidos por el Estado, encontrará unos beneficios superiores a los que puede conseguir en el sector financiero.

Sea por depósitos a plazos o por cuentas de ahorro, ese inversionista comprobará que ninguna entidad le ofrece unos intereses más altos que los que puede obtener en el mercado bursátil.

Naturalmente, hay algunos niveles de riesgo, pero en la práctica, son bajísimos, ya que al colocar recursos en títulos respaldados por el Estado, este ves el garante final de que tanto los intereses como el principal sean debidamente cubiertos.

Existe además otra ventaja con las inversiones en los papeles estatales que predominan en el mercado dominicano de valores. Es el hecho de su altísima facilidad de negociación en el mercado secundario.

Es una característica de muy buena consideración para los inversionistas, puesto que en el momento en el que quieran recuperar liquidez a través de la negociación de esos papeles, lo podrán realizar rápidamente. Siempre hay demanda para los valores que se ofrecen en el secundario.