Posición geográfica privilegiada

DOMINICANA HUB DEL CARIBE

Posición geográfica privilegiada

República Dominicana es uno de los países que más ventajas competitivas concede a la hora de invertir; uno de estos factores está determinado por su posición geográfica privilegiada, además cuenta, entre otros beneficios, como un gran número de acuerdos comerciales que permiten al inversor utilizar el país como trampolín para expandirse a Centroamérica, el Caribe y el mercado Norteamericano con claras condiciones y privilegios. Por otra parte, los beneficios legales para empresas importadoras, sus modernas instalaciones portuarias y aeroportuarias, además del atractivo régimen de Zonas Francas, convierten a República Dominicana en un paraíso para muchos inversionistas. La excelente ubicación geográfica del país, en el centro de los países caribeños, le sitúa como punto estratégico comercial entre Europa, Norteamérica y el resto de los países latinoamericanos, a lo que se debe sumar la fuerza laboral calificada y técnica de la mano de obra nacional. A los aeropuertos dominicanos llegan una gran cantidad de vuelos provenientes de las islas Caribe, esta nación dispone de ocho modernos y funcionales aeropuertos internacionales; además en su territorio se tiende un sistema vial de primer nivel con amplias autopistas y carreteras que facilitan el viaje y el transporte de mercancías en especial hacia los principales puertos marítimo situados en las costas norte, este y sur del país.
 
Fruto de las condiciones descritas, República Dominicana trabaja desde hace un tiempo para convertirse en el “HUB” o centro de operaciones del Caribe en materia de comercio internacional, pues como se ha descrito posee una sólida la infraestructura portuaria para mover los barcos cargados en el mar, así como el de las conexiones aéreas. República Dominicana posee lo necesario para convertirse en un Centro Logístico Regional lo que estimula a elevar permanentemente los niveles de competitividad y eficiencia, aprovechando la posición geográfica estratégica con acceso integral a sus plataformas de infraestructuras multimodal como puertos, aeropuertos y carreteras. Definitivamente República Dominicana avanzó mucho en el ámbito de la competitividad logística en los últimos siete años, a lo que se suma que es un territorio atractivo para invertir por cuanto, además de lo descrito, vale la pena recalcar que posee una excelente conectividad en crecimiento, mercado interno, tratados de libre comercio, incentivos competitivos y seguridad jurídica, por consiguiente, con estas ventajas comparativas y aprovechando la próxima ampliación del Canal de Panamá, el país está listo para asumir el desafío de convertirse en el HUB del Caribe.