El oro blanco caribeño que le pone sabor al mundo

AZÚCAR

El oro blanco caribeño que le pone sabor al mundo

La caña de azúcar es una planta proveniente del sureste asiático que fue introducida a la isla por Cristóbal Colón en su segundo viaje y a partir de allí su cultivo no se ha detenido, y sin duda, ha hecho historia.
 
Durante muchos años el monocultivo azucarero fue el sostén de la economía dominicana, razón por la que existe una conexión ineludible entre la historia, la geografía y la cultura nacional en torno a este cultivo y su consecuente proceso industrial. En la actualidad la producción azucarera es un gran legado histórico gracias a la labor de empresas con profundas raíces como: los Ingenios Porvenir, Central Romana, Cristóbal Colón y Barahona.
 
Si bien la caída internacional de los precios del azúcar ha afectado los niveles de producción, otrora envidiables, la recuperación del sector es paulatina, y apuesta a una mejoría permanente. Tres entidades empresariales son las más influyentes, pues poseen el 75% de los de terrenos bajo cultivo de azúcar, en su mayoría en la zona Este del país: Central Romana, Casa Vicini y el Estado dominicano desde el Consejo Estatal del Azúcar conocido por sus siglas CEA.