CONSTITUIR UNA EMPRESA EN REPÚBLICA DOMINICANA

CLIMA DE INVERSIÓN

CONSTITUIR UNA EMPRESA EN REPÚBLICA DOMINICANA

Más allá de la lucha constante y el deseo del éxito que caracterizan al empresario visionario; formalizar las actividades comerciales en República Dominicana es la mejor manera de iniciar un negocio para alcanzar el éxito.

LA DECISIÓN DE INICIAR UNA EMPRESA CAMBIA EL RUMBO PROFESIONAL DE TODO INDIVIDUO ASÍ COMO SU INTERACCIÓN FAMILIAR Y SOCIAL. AVENTURARSE EN EL EMPRENDIMIENTO DE UN NEGOCIO ES UNA DECISIÓN DE GRAN SERIEDAD EN LA QUE LOS SIMPLES DESEOS Y SUEÑOS NO SON SUFICIENTES, SE REQUIERE SIEMPRE DE UNA SERIE DE HABILIDADES DIRECTIVAS, UNA VISIÓN EMPRESARIAL BASADA EN UN MERCADO META EN DONDE SE POTENCIALICE LAS COMPETENCIAS DE LA EMPRESA Y LAS OPORTUNIDADES DEL ENTORNO

Tipos de Sociedades Comerciales
Una sociedad comercial es aquella sociedad que tiene por objetivo la realización de uno o más actos de comercio o, en general, una actividad sujeta al derecho mercantil.
 
Dentro de los beneficios que puede ofrecer como empresario PYME están: protección de su Patrimonio, crecimiento, financiación, limitación de su responsabilidad, es decir que al crear una sociedad, cada socio tendrá una responsabilidad limitada al capital que haya aportado a la empresa, evitando así poner en riesgo y resguardando su patrimonio personal.
Las sociedades comerciales son las siguientes:
1. Sociedades en Nombre Colectivo (NC): se trata de una sociedad externa que realiza actividades mercantiles o civiles bajo una razón social unificada, respondiendo los socios de las deudas que no pudieran cubrirse con el capital social. Es un tipo de sociedad en la que algún socio no aporta capital, solo trabajo y se denomina socio industrial.
 
2. Sociedades en Comandita Simple (C.S.): es una sociedad de tipo personalista que se caracteriza por la coexistencia de socios colectivos, que responden ilimitadamente de las deudas sociales y participan en la gestión de la sociedad, y socios comanditarios que no participan en la gestión y cuya responsabilidad se limita al capital o comprometido con la comandita.
 
3. Sociedades en Comandita por Acciones (C.A.): son las que se componen de uno o varios socios comanditados que tendrán la calidad de comerciantes y responderán indefinida y solidariamente de las deudas sociales, y de socios comanditarios, que tendrán la calidad de accionistas y solo soportaran las perdidas en la proporción de sus aportes.
 
4. Sociedades de Responsabilidad Limitada (S.R.L.): se refiere a un tipo de sociedad mercantil en la cual la responsabilidad está limitada al capital aportado, y por lo tanto, en el caso de que se contraigan deudas, no se responde con el patrimonio personal de los socios. 5. Sociedades Anónimas (S.A.): es aquella sociedad mercantil cuyos titulares lo son en virtud de una participación en el capital social a través de títulos o acciones. Existen sociedades anónimas tanto de capital abierto como de capital cerrado.
 
6. Las Sociedades Anónimas Simplificadas (S.A.S.): son sociedades anónimas conformadas por dos o más socios, cuya responsabilidad por las pérdidas de la sociedad se limita a sus aportes. Su razón social debe contener las palabras “Sociedad Anónima Simplificada” o “S.A.S.”. El monto mínimo de su capital autorizado dispuesto por la Ley de Sociedades es de RD$3,000,000.00, del cual un diez por ciento (10%) debe estar suscrito y pagado. Este monto mínimo puede ser elevado, por vía reglamentaria, por el Ministerio de Industria y Comercio si el índice de precios al consumidor tiene una variación superior al cincuenta por ciento (50%) sobre la última revisión realizada.
 
La Ley de Sociedades además reglamenta la Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (E.I.R.L.): tiene su origen en la República Dominicana con la promulgación de la Ley Nº 479-08 el 11 de diciembre del año 2008.
 
La finalidad de la creación de esta figura legal es doble: Potenciar el desarrollo de nuevas iniciativas comerciales de pequeños empresarios. Poner fin a la vieja práctica nacional de las “sociedades ficticias”, que consistía en constituir una sociedad en que uno de los socios tiene un 94% y los demás socios, sólo un 1%.
Sociedades Extranjeras
Los inversionistas extranjeros pueden establecer sucursales en República Dominicana de sus sociedades extranjeras, las cuales serán reconocidas de pleno derecho en el país, previa comprobación de su existencia legal por la autoridad que corresponda, de acuerdo con las formalidades establecidas por la ley del lugar de su constitución. En virtud del artículo 11 de la Ley de Sociedades las sociedades extranjeras en cuanto a su existencia, capacidad, funcionamiento y disolución se regirán por la ley del lugar de su constitución. Sin embargo, estas sociedades, en su operación y actividades locales, estarán sujetas a las leyes dominicanas.
 
Estas sociedades estarán obligadas a realizar su matriculación en el Registro Mercantil siempre que establezcan una sucursal o establecimiento permanente en República Dominicana, a los fines de ejercer de manera habitual los actos comprendidos en su objeto social o cuando realicen actos de comercio de forma habitual en la República Dominicana. Igualmente, las sociedades constituidas en el extranjero deberán inscribirse en el Registro Nacional de Contribuyentes de la Dirección General de Impuestos Internos, en caso de que como resultado de dichas actividades generen obligaciones tributarias en el territorio nacional y dicha inscripción sea requerida por las leyes y normas tributarias vigentes.
 
Las sociedades extranjeras no estarán sujetas a matricularse en el Registro Mercantil para el ejercicio de actos aislados u ocasionales, estar en juicio o la inversión en acciones o cuotas sociales.
 
De igual forma la Ley de Sociedades establece que las sociedades extranjeras tendrán los mismos derechos y obligaciones que las sociedades nacionales, con las únicas excepciones que las que puedan establecer las leyes. En consecuencia, las sociedades extranjeras no estarán obligadas a prestar fianza judicial en caso de que actúen como demandantes ante los tribunales de la República o ante cualquier instancia administrativa.
 
Luego de registradas en República Dominicana, las sociedades extranjeras reciben el mismo tratamiento impositivo que las sociedades dominicanas.
Constituir una empresa SRL
Sociedad de Responsabilidad Limitada (S.R.L.) Es la empresa que se forma por un mínimo de dos y hasta 50 socios, mediante aportaciones de todos.
 
El capital social no puede ser menor de RD$100,000 o su equivalente en moneda de libre convertibilidad. Este capital se divide en partes iguales e indivisibles que se denomina cuota social. Los socios no responden personalmente a las deudas sociales y su responsabilidad por las pérdidas se limita a sus aportes. La administración de la misma la puede llevar a cabo una persona física (socio/a o no), es decir que no requiere de un consejo de administración.
 
El nombre de la empresa seleccionado por los socios de la empresa debe estar compuesto por el nombre elegido, seguido de las palabras “Sociedad de Responsabilidad Limitada”, o de las iniciales “S.R.L.” (ej. Industria Licorera La Garza, S.R.L.).
 
Una contundente muestra de modernidad a la hora de formalizar o constituir una empresa S.R.L. es la Ventanilla Única www. formalizate.gob.do, donde los usuarios ven reducido considerablemente el tiempo de espera en la obtención de su documentación y que implica menos visitas presenciales durante el proceso de constitución de una empresa y su formalización.
 
Se trata de un esfuerzo mancomunado del Ministerio de Industria y Comercio, Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI), la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), la Cámara de Comercio y Producción de Santiago, la Tesorería de la Seguridad Social (TSS), Ministerio de Trabajo, Oficina Presidencial de Tecnología de la Información y Comunicación (OPTIC), Federación Dominicana de Cámaras de Comercio (FEDOCAMARAS).
 
Este instrumento forma parte de la estrategia del gobierno dominicano para el fortalecimiento de las PYMES y del sector privado en general.