comercio mundial e inversión

OPORTUNIDADES DE INVERSIÓN

comercio mundial e inversión

República Dominicana posee grandes ventajas competitivas que la convierten en un escenario ideal en el cual invertir es disponer de un escenario con acceso al mercado mundial y comerciar con favorables oportunidades

Ubicada en el centro de las Américas, estratégicamente localizada para acceder a cualquier punto de los continentes americano y europeo, con una excelente infraestructura vial, aeroportuaria y portuaria, además de contar con un pujante desarrollo económico, y un generoso paquete de incentivos fiscales, República Dominicana es el lugares idóneo, en la región del Caribe, para realizar negocios, desarrollar inversiones, y apostar por el comercio hacia los mercados internacionales, con la seguridad de alcanzar el éxito en todo emprendimiento.

Desde hace un par de décadas el país ha experimentando una profunda transformación económica y se ha desarrollado un nuevo ambiente de negocios que aprovecha los múltiples recursos del país y sus ventajas competitivas entre las que destacan la gran estabilidad política y macro económica; excelente infraestructura de telecomunicaciones, presencia de un Sistema Financiero seguro y altamente desarrollado; presencia de incentivos fiscales y financieros atractivos; ambiente de operación de Zonas Francas sin riesgos; excelentes programas de entrenamiento para mejorar las habilidades y incrementar la productividad laboral y sobre todo una excelente y estratégica posición geográfica.

En este aspecto República Dominicana ofrece grandes oportunidades de inversión a todos los niveles: desde un bar de playa a un hotel de cinco estrellas, desde una pequeña fábrica de productos alimenticios a una compañía de manufactura de calzados, desde un taller mecánico a una innovadora empresa del sector de energías renovables.

El país cuenta con un sector financiero sólido y consolidado y una comunidad empresarial bien organizada, cuyo máximo representante es el CONEP. Esto les proporciona, a los recién llegados, las redes necesarias para insertarse rápidamente en la industria y el comercio. Otra de las ventajas de hacer negocios en el país es su abundante fuerza de trabajo que incluye tanto personal técnico, como altamente cualificado. La población laboral es mayormente joven y talentosa entre la que se cuenta un gran número de trabajadores bilingües. Y por si fuera poco, el país tiene un mercado interno para más de 10 millones de personas.

República Dominicana, una puerta abierta al comercio

Históricamente esta nación caribeña ha tenido una gran vocación de comercio con las naciones amigas. En un principio, su economía se basó fundamentalmente en el monocultivo de la caña de azúcar, cuyo producto terminado era destinado a los mercados internacionales, pero con la diversificación de la producción el país ha incursionado de manera exitosa en modelos no tradicionales de producción, mismos que se añaden a la producción azucarera.

En República Dominicana existen excelentes tierras para el cultivo de frutas y vegetales. El sector agroindustrial ofrece grandes ventajas debido a la existencia de un creciente mercado local y el consumo de los más de cinco millones de turistas que visitan el país cada año.

La agricultura tradicional incluye la producción de azúcar de caña, café, cacao y tabaco. Los principales productos no tradicionales de exportación incluyen frutas como el guineo, aguacate, piña y melones. A esto se suma la producción industrial que cobra fuerza y se internacionaliza con la exportación de textiles, productos mineros, calzados y más.